la defensoría del pueblo en bolivia
la defensoría del pueblo en cifras
los defensores del pueblo en bolivia
defensoría del pueblo
defensoría del pueblo en bolivia
Logros defensoriales por gestion
INTRODUCCIÓN
INTRODUCCIÓN

Más gasto para el Estado, menos trabajo en la defensa de los Derechos Humanos ¿Qué destino le espera a la Defensoría del Pueblo?

CAPÍTULO 1
CAPÍTULO 1

Las primeras memorias de la institución dan cuenta de que ésta comenzó a funcionar sin un presupuesto asignado por el Estado y en el domicilio de la primera Defensora del Pueblo, Ana María Romero de Campero.

CAPÍTULO 2
CAPÍTULO 2

La Defensoría del Pueblo debía incidir en la generación de políticas públicas y normativas para las poblaciones y colectivos en situación de vulnerabilidad en particular mujeres, niñas, niños y adolescentes.

CAPÍTULO 3
CAPÍTULO 3

La falta de independencia y la sumisión al poder político de la Defensoría del Pueblo forman parte de una “degeneración institucional” del Estado, define el columnista y miembro del Colectivo Urbano por el Cambio (CUECA) de Cochabamba, Rafael Puente.

CAPÍTULO 4
CAPÍTULO 5

La Asamblea Legislativa Plurinacional, donde el MAS ahora no tiene dos tercios, encara un nuevo proceso de selección de la Defensoría del Pueblo y pretende elegir entre siete ciudadanos al sucesor o sucesora de Nadia Cruz.

CAPÍTULO 5
CAPÍTULO 5

¿Quién hizo qué en sus gestiones?

previous arrow
next arrow
INTRODUCCIÓN
LA GRAN AUSENTE
CAPÍTULO 1
LA DEFENSORÍA EN CIFRAS
CAPÍTULO 2
LOS DEFENSORES DEL "PUEBLO QUE ESTÁ EN PALACIO"
CAPÍTULO 3
LO QUE SE CALLÓ
CAPÍTULO 4
¿QUÉ DESTINO LE ESPERA A LA DEFENSORÍA?
CAPÍTULO 5
LOGROS DEFENSORIALES POR GESTIÓN
previous arrow
next arrow

AUTOR: JUAN CARLOS VÉLIZ

06 – 05 – 2022

COORDINACIÓN Y EDICIÓN WEB

CARLA HANNOVER

DISEÑO Y PROGRAMACIÓN

ENRIQUE CRUZ PUENTE

AUTOR: JUAN CARLOS VÉLIZ

06 – 05 – 2022

COORDINACIÓN Y EDICIÓN WEB:

CARLA HANNOVER


DISEÑO Y PROGRAMACIÓN:

ENRIQUE CRUZ PUENTE

La Defensoría en cifras

Las primeras memorias de la institución dan cuenta de que ésta comenzó a funcionar sin un presupuesto asignado por el Estado y en el domicilio de la primera Defensora del Pueblo, Ana María Romero de Campero.

“El 1 de abril de 1998, sin contar con un local ni un presupuesto aprobado, la Defensora empezó a trabajar en su domicilio particular. Al cabo de tres semanas se trasladó a una oficina alquilada en el edificio Illampu y, finalmente, se instaló en la calle Heriberto Gutiérrez 2374, en un edificio de tres plantas que se tomó en alquiler hasta que la institución sea dotada de un local propio”, se lee en una de las memorias.

Desde sus inicios y a fin de ajustarse al perfil institucional, el Defensor del Pueblo trabajó de manera independiente frente a los poderes del Estado con el respaldo espontáneo de personas e instituciones lo que significó una valiosa ayuda para organizar la nueva institución. 

Al iniciar sus primeras gestiones administrativas, el Defensor del Pueblo encontró varios escollos. Uno de ellos fue la negociación con los responsables del Tesoro General de la Nación (TGN) por falta de asignación de fondos a la institución en el Presupuesto de 1998 y por la imposibilidad de reformular el presupuesto ya aprobado por el Congreso.

El Defensor del Pueblo, como se llamaba entonces, comenzó a desarrollar sus actividades el 1 de abril de 1998 y recién el 13 de junio de ese año, después de cumplir requisitos establecidos por el Ministerio de Hacienda, se aprobó su primer presupuesto de Bs 6.879.098.

Ese año, la institución alcanzó una ejecución del 98% de su presupuesto.

Doce años después, en 2010, el presupuesto de la Defensoría fue registrado en 29,3 millones de bolivianos con una estructura institucional consolidada y más personal. Los ingresos aumentaron en más de 400%.

Para este reportaje se tomó como muestra el presupuesto de los últimos 10 años de la Defensoría del Pueblo.

Desde 2012 hasta los primeros meses de este año, la Defensoría del Pueblo ha ejecutado 356.444.214 bolivianos, según datos extraídos del Presupuesto General del Estado y del Sigep-Sigma. Esta cifra no contempla el respaldo de la cooperación internacional, por ejemplo Unicef, PNUD y Suecia aportaron más de 1,2 millones de bolivianos en 2019.

Esta cifra fue en aumento en algunos años mientras en otros también hubo reducciones como en 2012 cuando se programó 18,3 millones de bolivianos pero había remanentes que no se habían ejecutado en anteriores gestiones. 

Para este año se ha previsto Bs 37,9 millones para el funcionamiento de la Defensoría del Pueblo de los que 22 millones se destinarán a “servicios personales”; 13,4 millones para “servicios no personales” o pago de servicios básicos y el restante presupuesto se divide entre mantenimiento y reparación de vehículos, muebles, servicios profesionales, publicidad, gastos judiciales, pasajes, viáticos, seguros y otros.

Deja un comentario

Share This